Microblading

El microblading o más conocido como "Pelo a pelo" es una técnica que da el look más natural de todos, consiste en dibujar pelo por pelo en la piel, por medio de un micro blade, que hace un pequeño corte muy superficial, en el cual se introduce el pigmento, para dar la apariencia de una ceja con más volumen de vellos. Esta técnica no es recomendable para todas las personas, primero has una valoración.

Se caracteriza por el dibujo de vellos curvos en la misma dirección del vello natural para así lograr una apariencia de mayor volumen. 

Es normal que en la cicatrización se borren algunos trazos o disminuya el grosor y tono de las cejas, ya que al ser una técnica manual, la profundidad varía y por ello la intensidad del vello. De acá la necesidad de realizar un retoque.

Si esta técnica es realizada por una persona con experiencia, no se debe temer por su cicatrización, ya que en las manos correctas, el procedimiento es muy superficial y tranquilo su sanado. 

Recomiendo que se deje descansar la piel al menos 6 meses luego de su retoque.

Esta técnica no se recomienda en personas con cicatrización queloide.

Herramientas principales 

Para realizar el microblading, tenemos dos herramientas principales, una es el microblade o la aguja "lengua de gato" (existen varias formas). Es una aguja compuesta de varias agujas, (14, 16 son las más usadas) con ella es que se realiza el micro corte que nos va a formar cada vellito 


*Imagenes tomadas de internet

Plumilla o tebori, es la herramienta que usamos para introducir la aguja y poder tener un agarre y control sobre ella.